domingo, 11 de marzo de 2012

Lotería de Navidad

 
El que espera desespera,
reza el dicho popular,
y es que por mucho esperar
en olmo no salen peras.

Con esto decir quiero
que por mucha fe que tengas
no te animes ni te avengas
a dirigirte al lotero.

Y decirle cual incauto:
«¡Qué número más bonito!
Dame un décimo, Benito,
que de esta me compro un auto.»

¿Acaso no has sido informado
de que esto de la Lotería
es un negocio a medida
de las arcas del Estado?

Si calculas la esperanza
de que te toque el boleto,
tienes que ser un inepto
si no lo tomas a chanza.
Este es mi recomendado:
Si en la Navidad te ofrecen
un número que parece
destinado a ser premiado

Procura que no te tienten,
porque te aseguro, amigo,
que es un dinero perdido.
¡La Estadística no miente!

Nunca busques la fortuna
pues cuanto más la persigas
siempre se te mostrará esquiva
como entre nubes la luna.

Tienes que ser más paciente,
mientras tanto ve tirando,
como siempre trabajando
con el sudor de tu frente.

Me llamarás aguafiestas
y no te faltará razón
pero es que jamás me tocó
lotería en estas fiestas.

José M. Ramos. Pontevedra, 26 diciembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada